English EN Portuguese PT Spanish ES

Blog

Enfocarse en la familia, amigos y el ejercicio físico, en vez de la comida

Es verano, momento donde comenzamos a relajarnos, y donde también es normal que nos pongamos menos estrictos con nuestros hábitos alimenticios y la ropa nos empieza a apretar.

La realidad es que, las personas tienden a abandonar sus hábitos saludables durante el verano. Podemos echarle la culpa a la licencia laboral, donde no queremos ajustarnos a ningún cronograma y relajarnos, o a la comida de las pasadas fiestas que ya nos traen unos kilos de mas. Pero, ¿Quién quiere seguir una dieta rigurosa o instalarse en un gimnasio en verano?

Aunque hayan personas que se enfocan en estar en forma y saludables en enero después de aumentar de peso en los excesos de las fiestas, otras no logran volver a un estado saludable, manteniendo los kilos adquiridos. Pero no tiene que ser esta la realidad. Si mantienes un compromiso en tus objetivos con respecto a tu salud, hay algunas estrategias simples que te pueden ayudar a tomar acción en la dirección correcta después de las fiestas y por todo el verano.

Cambiá tu enfoque. El verano es un momento especial para cultivar los vínculos con tu familia y amigos. En vez de verlo como una excusa para ser más permisivo con la ingesta de comida y bebidas, enfocate en cultivar tus relaciones y generar buenos recuerdos.
No se trata de llenar tu estómago con comida sino de llenar tu corazón con el amor de las personas que te acompañan y rodean.

Disfrutá (con moderación). Enfocarse en mantener tus objetivos con respecto a tu salud no significa que hay que mantener una postura 100% estricta, simplemente hay que establecer ciertos límites.
Si se toma alcohol, simplemente no hay que excederse. Cuando se consume demasiadas bebidas alcohólicas, se pierde el control en materia de brindarle al cuerpo energía con comida nutritiva y deliciosa.

No dejes de hacer ejercicio. Todo el mundo hace planes en verano para disfrutar y lo primer que se deja de lado es el ejercicio. Esto es lo que NO se debe hacer.
Una rutina de ejercicios moderados regular de entre 60 a 90 minutos, como caminatas o andar en bicicleta (pueden ser dos caminatas cortas en el día, por ejemplo en la mañana y en la tarde), no solo te ayudará a aliviar el stress, sino que también te ayudará a regular el peso de tu cuerpo en un periodo donde la norma son alimentos hipercalóricos.

Intentá hacer una nueva actividad. Un nuevo ejercicio relacionado con el verano puede ser una buena manera de mantenerse en forma. Actividades en la arena o en el agua son una manera de divertirse mientras cuidamos nuestra salud.

Compartí tus actividades con tu familia y amigos. Aprovechá la oportunidad de conectar socialmente y modelar tu cuerpo haciendo ejercicio junto con un amigo o un familiar. El ejercicio es aún más divertido cuando se torna una actividad social.

En la alimentación, de más a menos. Hay un viejo dicho que dice: «Desayuno como Rey, almuerzo como Príncipe y cena como mendigo». Esto tiene mucho de cierto y es que es importante darle energía al cuerpo en la primera ingesta y no excederse en la cena, ya que se duerme mejor y evitamos que el cuerpo almacene lo que sobra de la cena en nuestro organismo para el día.

Equipate para estar activo. ¿Pensando en las cosas que necesitas para el verano? Incluí items de fitness, como por ejemplo algunas mancuernas, para poder usar en momentos de ocio más sedentarios. Y como en el verano tenemos más tiempo, podemos buscar recetas y aprender a hacer platos saludables.
La ropa adecuada es importante para poder hacer ejercicio de manera más cómoda, cómo también filtro solar y gorra para cuidarnos del sol y una buena caramañola para hidratarnos en el transcurso.

Monitoreá tus hábitos. Apps que van documentando las ingestas y que monitorean el ejercicio, relojes para actividades fitness o simplemente un calendario, son excelentes herramientas para poder tener consciencia de como cuidamos nuestra salud y cuerpo. Monitorear tu progreso diario nos alerta cuando empezamos a decaer y nos da la oportunidad de re-enfocarnos en nuestros objetivos.

No sientas vergüenza. Si algún día no sale como se esperaba en tus vacaciones, no te rindas.
Si viviste un día en el que te revelaste de tus objetivos, y experimentaste excesos, usalo como una oportunidad para aprender y crecer, establecer un nuevo objetivo y tomar acción.
Rendirse solo hará que sea más difícil volver a una rutina saludable una vez que hayan culminado tus vacaciones.

Vení a Alive. En nuestro spa médico contamos con un equipo de especialistas que te re-educarán en tus hábitos alimenticios para que puedas alimentarte saludablemente, pero sin padecer dietas, disfrutando de tus vacaciones. También contamos con la mejor tecnología y un staff exclusivo para que puedas tener un tratamiento a tu medida con resultados 100% garantizados.

Comments

  • Teresa
    enero 23, 2020

    Hola! Crecí pasando los veranos en la Laguna y veo que están ahí ! Tienen servicio de masajes descontracturantes ? O tardes de spa para ir con mi hija ? Me dirían cuánto sale y que ofrecen , estoy del 26 al 10 en Greenpark, gracias

Sorry, the comment form is closed at this time.

×